Ciudad en conserva

Que lucida soledad individualista se vive en esta bella sociedad
de parajes verde plasticina y un sol amarillo crepusculo
que quema en el humilde abrazo del cáncer más amigable 
mientras una amigable lechuga sin sabor a tierra
huele a supermercado y a caja registradora
el sonido del abre fácil es una orquesta en mi oído
y el refresco acaramesulfurado me brinda momentos inolvidables
una mujer de plástico y sonrisa botox me dice que es bella
miss universos que pesan menos que sus conocimientos
y una paz mundial firmada con rifles a postones en vez de un lápiz.
Soy un poeta satisfecho con este mundo enlatado
envasado al igual que los futuros ajenos
y una educación carcelaria mejor
mucho mejor que los valores que padres ausentes puede entregar
soy un afortunado desdichado si logro entrar a una universidad
a estudiar algo que me de dinero y compre y felicidad
no me quejo si tengo un buen auto y un gran departamento
una mujer que no me entienda, a menos que tenga un orgasmo
y quiera sexo mientras juego PlayStation
de seguro me cobraran derechos de autor por esto
pues dinero les falta ya que todos son realmente pobres.
En mi felicidad oraré los domingos a ver si llego al cielo
para llegar a mi nido de felicidad y beber una cerveza
junto a una Playboy y televisión por cable.
Así se es feliz si no terminas en un asilo
pagando tu pensión en pastillas para la hipertensión
aunque puede que igual seas feliz, si al igual que yo
no te molesta el mundo en el que vives
ni la sociedad que espera que mueras, para comerciar hasta con tu cuerpo.  

Fragmento extraído de una hoja libre

Estilo: Futurismo

Soñador.

Imagen

Anuncios

Almas Gemelas

Déjame volar sobre tu cuerpo
déjame gritar al mundo nuestro desvelo
déjame rasgar tu vestido
déjame ver tu cuerpo en plena luz
déjame iluminar la neblina de mi mente sosegada
déjame perturbar nuestros deseos culposos
déjame dibujar tu silueta en hojas y besos
déjame agotar las paginas de los diarios hablando de ti
déjame decirle al mundo lo que te quiero
déjame decir… para que te quiero
déjame soñar en tu despertar
déjame dormir pegado a tu pecho
déjame ser niño aun en estos tiempos
déjame madurar junto a tus versos
déjame engendrar la sinestesia de tu fragancia
déjame manifestar la lujuria de tu aliento
déjame dejarte para después encontrarte
déjame olvidado en el tiempo y que sepas que como un recuerdo estaré

Ahora déjame dejar de desear
sino a tus besos como versos perdidos
y dejemos de desear, sino amando en la promesa de no prometer
de que debía y ser y no fue
sino de desear, dejando de esperar en vano
como yo podría amarte, si tu me dejaras.

Fragmento extraído de una hoja libre.
Estilo: poesía erótica.
Soñador.

Imagen

Lujurias de soledad

¨A veces, hasta la rosa más marchita florece en un campo de ortigas
y eso es magia, pero también naturaleza.¨

Besame, sentados en un abismo invisible
en tu seno que alimenta mi desdicha más compleja
de los toques más sublimes y culpables
que puedo brindarte sin desflorecer tu inocencia perpleja.
Aun hace tierna mi paciencia en ti
tu fragancia que no desespero en buscar
tus palabras que hacen poesía
y mis manos como lapices, sacan los versos más prohibidos
de tu cuerpo vestido de seda
no es como hacer el amor y tenerte
es tenerte mientras el amor hace de ti
la pintura más realista de los museos
no puedo sino desearte
en mis sueños o pesadillas.

¿Porque te escapas? perfume de mujer
esperando evaporarse en mis sentidos
mi olfato ya no es el mismo
desde que me clave en tu suave intimidad
ahora siento sensaciones
que jamas pensé en olvidar
en el fuerte esmero de olvidarte
para buscar mi libertad.
No hagas de mi mente un juego
que aun en mi triste debilidad
te buscaré para ganar.

Sientes confusión en perdonarme
sabes que mis dedos son culpables
de cegarte de placer infinito
aunque el final sea solo el principio
de un cuento que se nubla de noche
y la cálida neblina cae de día
como el dulce sudor de tu piel
que aun me cuesta siquiera entender.
¿Pero porque no comprendes?
manchada de mi paciencia enferma
que de mis brazos no te marcharas
sin suspirar en versos que pare
que de la vida te quejas
de los malos hombres y las eternas promesas
que de mis labios no saldrán
más prosas de culpable agonía
que junto a una cama y un cigarro
no querrás dormir ni por pereza.

Sabras junto a ti, el dolor de esa pureza
solo tuya, interna
me odiaras sin motivo
y me recordaras por siempre
como tu humilde amante
más no como un mar de sensaciones nocturnas.
Despierta.

Fragmento extraído de una hoja libre

Estilo: Poesía Erótica

Soñador.

Imagen

Mujer en tumulto

Ayer era las 3 de la mañana
y te recordaba en un tumulto
no podía imaginar otros deseos
que tu caminando sobre sombras obscenas
ajenas a tu bella interioridad
como palpando la excitación de la incomodidad
que fuera a ser sino tu cuerpo envenenado
sobre mis recuerdos húmedos en la crisálida de tu verdadera realidad
te imaginaba de negro, aunque tus ojos alumbraran mi camino
estabas perdida, y no quería ayudarte
que los brazos morbosos pasaran a tu alrededor
sin más tocar lo que por sociedad ya conocían
eras la clase de anatomía de mis sueños
sostenida en el ocaso de mis versos perversos
toda luz se apagaba dejándote a oscuras
de personas que violaban tu inocencia con la mirada
te desnudabas bajo tu miedo en manifiesto
no sabias que existía, y solo tendías a cobijarte
en las sabanas más tiernas de mi subconsciente
sabias como nadie que te quería
pero en mis sueños parecías una extraña
deambulando en el sexo sin amor
que conociste lejos de mi, al abrir los ojos.

fragmento extraído de la hoja libre.

estilo: poesía erótica

soñador.

erotismo_en_polvos