Versos perdidos N°1

Solemos dejar escribiendo el alma perdida
en el desosiego de las esperanzas moribundas
esas que perdidas en el abismo de la esperanza vuelven a volar
vuelan como polillas, en busca de la luz tan hermosa y tenue que se nos perdió
¿Donde esta que te nos perdiste?
¿Donde vas volando hermosa lucesita que te nos perdiste de encima?
Aun te busco escribiendo estos versos
no quiero si no verte feliz
y si triste te encuentro te aferro a mi voluntad eterna
esa que me hace luchar como guerrero de los tiempos antiguos
soy un explorador de mundos de antaño
cuando te miro desde lo lejos sin esperar la gota de sangre en tu sudor
cuando espero desnudo tu cuerpo en tapar entre mis trapos benditos
benditos en tu esencia que cubren mi ropa destartalada de muerto por vivir
de vivo en muerte que espera tu cuerpo en dormir con el
ser como un niño que espera tu pecho de madre por fecundar
de tu sonrisa maternal que me protege de este mundo asesino 
de ese mismo que quiero escapar junto a tu voz 
Arranquemos de las barricadas bañadas en pasados dolorosos
y luchemos mientras me aferro a tus alas, compañera de mis sueños infinitos
Desangremos la esperanza en las manos unidas de nuestras pesadillas por matar
y salgamos del infierno de la tristeza y depresión mientras aprendo a amar
¿Me enseñas?
Enséñame a no caer mientras toco el suelo
Enséñame a ser y como ser
mientras me pierdo en el túnel de lo desconocido
y aprendo a conocer el mundo
tal como te conocí a ti…

(Primer fragmento encontrado en la profundidad de mis deseos.)

Fragmento extraído del verso perdido

Estilo: Corriente de la conciencia

Soñador.

 Imagen

Anuncios

Esencia

Recuerdame la noche
sentada en el sinfín de los ocasos
donde te desnudas sencilla a su presencia
a la luna buena amante, en el brandy de mil manjares 
mientras te veo sonrojado
como un niño escondido en su primera vista
lujuriosa, sin maldad…
Me pierdo en tu silueta brillantina
de curvas sensibles y de corte perfecto
caminas escondida entre las sombras
y yo siento tus pasos, sentadas en mi mente
tus finos tacos de noche sensual
y la copa de vino chocar entre mis labios y los tuyos
aunque estés lejos de mis suspiros
recuerdo la gota y el sudor caer sublime entre cada pared
de cada golpe que nos sucumbía al placer
y aun te siento entre mis brazos
tu peso y tu cuerpo cayendo entre gemidos inocentes
donde el dulce carmesí de tus labios
se divide al beso perfecto, que inunda mi calor de tu esencia
esos gemidos que jamas se olvidan
ni el vapor de tus suspiros bebiendo de mi locura.
Me volví un adicto de tus sensaciones tempranas
y un angustiado de tus caricias nocturnas
un enfermo de tu amor por pensar
y un muerto en el orgasmo tibio de tus sueños.
Soy el culpable enardecido de tus gritos ahogados
de tu placer por existir sin haber existido
en tu magia eterna por belleza natural…
Soy un convencido maldito de tus lineas misteriosas
de tus lunares íntimos y del roce de tu piel
soy un confidente enmudecido
de tu cabello tapando mi rostro perplejo
y de tus manos tomando las mías en el vaivén de los atardeceres
mientras sueño que te tengo
sin más perderte en el toque de mis roces
sobre tu piel por sonreír…

Poema extraído de la hoja libre

Estilo: Erotismo

Soñador.

Imagen