Noche de Margaritas

Despertamos de ensueños en lugares distintos
la vida se nos hacia tarde y el café se nos enfriaba
recordaba a su vez, todas las sonrisas y levantadas nocturnas entre sabanas entumecidas de amor
no podía olvidar aquella sensación
que me hacia cerrar los ojos con el corazón enmudecido de calor
eramos los comprometidos con el otro
olvidando entonces nuestro pasado enajenado.
Te tomaba entonces de la mano y tomábamos un bus a la vida
a lugares donde nunca pensaste imaginar ni en tus sueños
ni a terrenos donde la mano humana era pequeña ante tamaño esplendor
el viento nos mecía como flores en primavera
a la espera de un beso y una promesa humedecida
nos sonreíamos entonces la vida entera
esperando que el recuerdo se parara y solo quedáramos tu y yo 
fuimos traicioneros al amor y a los estereotipos
donde abandonarnos hubiese sido la excusa perfecta para odiar al mundo
“la vida es cruel”, se me imaginaba mientras solté tu mano llorando entre gritos unísonos
la oscuridad envenenaba nuestros besos y las promesas que tanto solemos mentir.
No más promesas sin amor ni besos sin sentido
ni desnudarnos a ciegas, ni esperarnos noches enteras
no quiero más verte a medias si no te tengo ahora mismo
ni llorar a esperas de tenerte un ratito…
rompamos esquemas y destruyamos al mundo
quien quiera que sea y que lea disculpe mi amor por ella
que no quiero perderla ni por más difícil que sea
que comprenda el amor y la distancia son penas extensas
de un beso a la pantalla y un sueño en la almohada solitaria
de mi rabia y orgullo que tengo como guerrero
¡León que cuida a su hembra dando su vida por ella!
y humilde ensordecido pues le grito en el frio de este invierno
que mi alma llora en el ocaso de su ausencia
ni cuando duerme ni cuando no quiere vivir
que más la vida me falta por no poder verla crecer
ni mi sentido por vivir contempla el dolor de verla hundir
no le deseo la soledad ni aunque matara mis esperanzas
ni aunque olvidara mi nombre, ni me dejara amarla
ni aunque se enamorara mil veces lejos de mis palabras
ni aunque muerto pudiese extrañarla y tocarla…
No queda más que mi corazón estallado
de esperarla y darle hasta mi alma para que bese las flores
de esas mismas como ella misma que no tienen nombre
porque su belleza encandila el joven palpitar de mi enamorado deseo
de desearle la vida entera
a mi Flor de campo traviesa 
como tu tan bella
esa que se mece en el brillar de los soles eternos
y que si algún día me dejas
vivir noches enteras
regando tu inocencia…
Te amo.

Poema extraído de un joven enamorado

Estilo: Romanticismo

Soñador.

Imagen

Anuncios

Nymphilis (relato ciego de una sombra perdida)

“Solíamos creer en ellas, criaturas hermosas y aladas, de nobleza inigualable… llegamos al infierno y nunca más las vimos venir, nos abandonó la esperanza de nuestro espíritu alguna vez inquebrantable”

Princesas del cielo alado
nubladas bajaron al infierno en busca de los perdidos
nunca fuimos testigos de tal brillantez,
entre las llamas abrazadoras del pecado sin perdón.
El cielo las sacrifica
en honor a los caídos putrefactos
la desolación y lo inerte son obstáculos en su búsqueda
más no el principio ni el final de su misión.
Somos los hijos del pecado
aquellos que no olvidan lágrimas de sangre
dentro de las tierras lejanas del abismo, poseído por lo oscuro.
Se escuchan trompetas en su llegada
los gritos y dolores se hacen escuchar,
entre la lava y los cuerpos pidiendo clemencia
no son unas si no miles
bajando como cardumen en el omega de la bienaventuranza
rezando plegarias como ángeles luchando ante el destino de nosotros
los perdidos, los olvidados
los hijos de la alevosía y el dolo de la humanidad
quizás no éramos los elegidos al pasar
pues la lucha era eterna, en las pesadillas del ocaso maltrecho y perpetuado
así del cielo llovía sangre y las estatuas lloraban la pena eterna
de los campos de batalla en donde fuimos olvidados
por una humanidad, que cada vez estaba más olvidada…

Sálvennos… quien quiera que sean…

Poema extraído del libro “Las cuatro Lunas”

Estilo: Materialismo Cósmico

Soñador

Imagen

Ojos Cerrados (Ira N°2)

Te veo oscuridad cristalizada
en el abismo de las ventanas húmedas de lluvia nostálgica
eres el olor a humedad que me entristece
por saber que no eres lo que mis brazos piensan que eres
ni mía ni de los ocasos
ni del Otoño ni de los cálidos veranos por sufrir
ni de mis versos ni de mis besos
ni de mi poesía… aunque te plasme en ella
ni siquiera en mis sueños, que se vuelven pesadilla al verte en otros suspiros…
me vuelvo frió y amargo como la hiel, en el nefasto dolor de la inconsciencia
me vuelvo duro y viejo, como un árbol en lo inhóspito del planeta Tierra.
Prefiero cerrar los ojos y luchar contra mi esencia
esa esencia maldita y cruel que me destaja en crudas sensaciones veleidosas 
como un niño que come frente a un perro muerto de hambre
como mi corazón se confunde en emociones dolorosas
como puedo y no quiero llorar en vez de gritar…
como puedo escapar y no volver a ver la luz en luciérnagas como libros de fantasia
Como nada en el destino.
A veces espero dormir en recuerdos de los momentos felices
de mi niñez y los ocasos de la inocencia por venir
siento, que no estoy preparado para vivir
y que se me fue usurpado de mi inocencia los cuentos y fabulas.
Que la promesa de crecer y sonreír era una mentira más que otras mentiras
y que la promesa de un futuro más tranquilo eran falacias y mentiras piadosas
que nunca he conocido el amor ni nunca lo conoceré
ni tampoco seria único para nadie más que para uno mismo
Finalmente solo espera
espera sentado soñando que vendrá alguien a despertarte…
Diciendo que todo es una dura pesadilla…
Cierra los ojos…
Ya sera tu momento, de ser feliz. 

Poema Extraído de la hoja libre

Estilo: Corriente de la conciencia

Soñador.

Imagen