Anestesia

“Recuerdas el pip! a las 5 de la mañana, esa moribunda sensación de que el mundo te ha dejado solo
que no tienes ni la más mínima coincidencia con la realidad que te rodea
ese pálido recuerdo de sonrisas etéreas, que se esfuman en la esfera de las añoranzas con tierra en el papel”

Abraza el ensueño de melodías
de sensaciones tardías de una burbuja infantil
de un deseo de marejadas
y una sonrisa en el pasado
de aquellas memorias destruidas por un futuro
ese que no perdona, ni tuviese conciencia de aquello.
Recuerdas aquella silueta perfecta
imperfecta, silenciosa, como un suspiro entre sueños
entre bostezos de alegría
de una palabra nueva en el diccionario de la vida
de la vuelta impenetrable que traen las pesadillas
en esas nubes casi borrosas, en esos aviones que pintan las estrellas
en ese universo que eres tu y que no soy yo
como constelaciones sin una figura reconocible
sin un santo que mendigar, ni un dios que perdonar
ni una mujer que recordar…
ni una mujer que recordar…

Siéntate, respira un poco
fuma un cigarrillo, espera a que regrese
– ¿Y si no regresa? –
Nada en este mundo regresa, no conocemos el regreso de amores pasados
pero sueña como si volviera el mañana
como si tuviese sentido despertar cada día
No te sientas solo, no lo estas
al menos cierra los ojos
y podrás soñar que volverá
algún día…

Extraído de las rosas de invierno
Estilo: Corriente de la Conciencia
Soñador, aun.

nic3b1a-triste

Anuncios