Cuando las lagrimas lloran (Ira n°5)

“Déjame oscurecer un beso, que venga del alma triste que me cobija, de aquella que duele como herida abierta en los salares de mi destino moribundo, de aquel que recuerda cuando las lagrimas lloran el dolor eterno.”

Déjame perder la vista
en las paginas abiertas de un libro que cierra.
Déjame recordar que fue aquello
que me hizo llorar como el alma se pudriera.
Déjame odiarte en ese beso oscuro
en esos versos malditos que odio recitar.
Déjame caer en el duelo inalcanzable
de abrazos que me dicen: “No te levantes”.
Déjame conjugar las iras más eternas
mientras el agua se convierte en hiel sobre mis venas.
Déjame expresar los cuanto y los porque
mientras grito a los cinco punto las pesadillas bastardas que me entierran.
Déjame explotar en las rabias quisquillosas
en los dolores y en las patrañas amorosas.

¡Déjame que no crea más en el amor
hasta que te vea de la mano con otro!
¡Déjame expulsar de mis entrañas el niño que se perdió
y renacer el viejo roñoso de cuentos infantiles!
¡Déjame beber el licor añejo
en vasos pequeños y malolientes en bares de mala muerte!

Déjame perecer en esos sueños aun calmos
aunque la vida se me esfume en ello.
Déjame recordar porque termine en esto
mientras te escribo somnoliento estos versos iracundos.

¡Déjame vomitar la verborrea
a la discordia sublime y al paso del tiempo!
¡Déjame gritar y gritar
hasta que se me vaya la voz y el lápiz!
¡Déjame llorar
hasta que no vea bien lo que escribo!

Déjame llorar…
hasta cuando recuerde porque estoy aquí.
Déjame comprender
porque el amor duele más que el amar.

Y que pareciese una trampa
más un futuro incierto y el temor de volver.

Déjame extrañar la felicidad
aquella que ya no recuerdo
aquella, que ya enterré entre mis cementerios.
Déjame nombrarte
en todos los idiomas de la Torre de Babel
los porque y los cuando…
los te odio y los te quiero
que ya no recuerdo como era tu rostro.

Déjame llorar hasta que las lagrimas lloren
y el corazón se apague
en los recuerdos de lo que no volverá.

Poema extraído de las noches eternas
Estilo: Corriente de la conciencia, expresionismo.
Soñador.

lágrima-hombre-2

Anuncios

Lilium

“Todo lo que alguna vez fuimos, hoy nos causaba nostalgia… y nos invadía la tristeza de un pasado alguna vez bello y de que no éramos más que simples partículas, en el universo.”

Quisimos recordar alguna vez en pasados perdidos
que fueron gloriosos y de vastos deseos
de una Tierra que nos pertenecía
hasta que la memoria nos golpeo en la codicia.
No pudimos sino recordar
como nos azotaba la impenetrable tristeza
de nuestras acciones egoístas y aberrantes
cuando una ola de fuego tocaba suelo santo
mientras le rezábamos a los dioses
a quien quiera que nos escuchase
a pedir perdón por nuestra desdichada naturaleza destructiva
solo nos quedaba el recuerdo de los niños corriendo
de las madres amamantando y de los canes ladrando
de un pasado alguna vez glorioso
que hoy nos cerraba los ojos.
Las estatuas fueron memoria de la avaricia
de los ricos salvándose ante el mundo
de los pobres esperando aquel ángel
ese que no discriminaba destinos ni lugares
llamaron a la muerte mientras llorábamos
el haber perdido lo que nunca fue eterno
aunque solo nos pertenecía, nuestro recuerdos benditos
el agua que alguna vez fue vida
hoy nos abrazaba como muros de los lamentos
mientras el planeta se escondía
debajo de los mares y cascabeles.

Espera…
solo nos quedaba el recuerdo eterno
aquel hermoso deseo
de que todo esto fuera un sueño.
despierta mirando en la ventana
nuestro hogar envuelto en llamas
mientras las lagrimas se evaporaban
en el frió de la gravedad cero.
Esperábamos que algún día
algún ser que no quisiera imaginar
salvara lo único que podíamos perpetuar de nuestra raza
nuestra memoria.

Déjame recordarte solo un segundo…
es lo único que tengo y no quiero perderlo.
Apaga el interruptor y déjame vagar por siglos
hasta que los sueños se vuelvan realidad.
Despierta… aunque se disuelvan los recuerdos.

– Apagando el liquido neuroquimico, inyectando adrenalinico morfobionico –

Despierta…

Fragmento extraído del libro “Lilium”
Estilo: Ciberismo
Soñador.

art-fentezi-kosmos-pejzazh-planety-5653

Titulo n°1

“Os besáis a la conciencia, haces el amor en el tumulto de lo grotesco, de una mentira casi amorosa, casi infantil, casi como si fuera un niño…”

¡Escupe ese surrealismo corrosivo!
¡Esa mentira difumine, esa belleza desdichada!
¡Olvida todo lo que sabes y abraza al mundo!
¡Trata de olvidar, trata de no llorar!

Se que es difícil, no se perdona ni se olvida el dolor
pero te reconforta el mundo, ese lejano, distante y nublado
aquel que te tapa en una neblina de incertidumbre
en el ocaso de frases domesticas y soledades titubeantes
de esa sociedad que te abandona y que te hace ser hijo de la tierra.

¡Que mentira es esa que traes a mi casa!
¡Os devolvéis, como maltrecho mimado por una realidad que no has vivido!
¡Una irreconocible para ti y tus besos vendidos!
¡Tus entrañas defecan la mentira como yo quien puede creerte!

…y todo el mundo me parece distinto,
trae aquí esa copa de vino blanco
y bebe… ¡bebe conmigo la eterna mentira!
¡De quien nos importa y de quien recordamos!
¡De quien significó algo para nuestra falsedad!
¡Fruto violento de mentira tras mentira!
¡De gritos enmudecidos en la violencia de callar!

¡Baila conmigo el vals de la discordia!
¡Gira en el tic tac de los cuatro cuartos alemanes!
¡En esa llave de sol que parece luna
de los compositores nocturnos y sordos!
¡Del poeta que te grita en cada hoja que te recuerda!
¡Del pincel que te pinta desnuda como un hada destellante!
¡Del que debiese tirar el negro a la pantomima!

…y del beso que parecía niño
pues era tan inocente, que aun os recuerdo.

¡Baila conmigo en ese frió vaivén de tu conciencia!
¡En ese benevolente y mentiroso abrazo entre sabanas que lloran
en ese frió abrazo y en ese frió escupitajo de sentimiento dementes!

…y es que todo el mundo me parecía distinto
pues era tan inocente, que aun os recuerdo.

Poema extraído de madrugadas tambaleantes
Estilo: Corriente de la Conciencia, Futurismo
Soñador

140819_paint.png_effected-002

Alegoría de la Mania

“¡Atravesad ese pecho sobre las balas de un tragicómico te amo de estos tiempos
atreverte a concebir la mentira y soltar con ira la palabra y el vaivén!…”

¡Recordad con jubilo las alegrías modernas
olvidad con romanticismos los desdichos pasados!
Trae y bebe el agua sin sentido
trae y toma de la fuerza lo que te corresponde divino
olvida esa dulce sensación de memorias disueltas
y recuerda el hoy y el más rato.
¡Olvidad en aquellos que sufren de la soledad
de aquella que no vemos ni nos interesa ver!
Es más fácil recordar en bondad en tiempos perplejos
lo que las guerras solubles confunden en el amor
¡Que un vaso de cerveza nos haga recordar las promesas que mentías
mientras las noches y bullicios callan los gritos sociales!
Que cada perdón nos vuelva santos de devoción y póstumos al permiso de Dios
¡Es que tanta cabeza no cabe en las manías de la mentira y la tristeza!
¡Es que recordaba bendito como cada Ave María mientras sonaba el teléfono!
¡Que mentira y que desdicha la mía!

¡Recordad con jubilo los recuerdos añejos
olvidad con el corazón las veces que no respondiste el teléfono!

¡Recordad cada penuria romanticista
de poetas malnacidos que mueren vivos en el odio de una soledad ajena!
¡Disfrutad el odio como quien goza en el orgasmo fingido
de palabras solemnes de un sentimiento perdido!
¡Reconoced que vosotros, maltrechos y desgraciados amantes de lo endeble
no conocéis otras bazofias que las expulsadas en el amor momentáneo!
¡Reconoced, desechos pedazos de carne y mentira de huesos que el amor no existe
no como te escupe la literatura ilusionista y cursilera!
¡Reconoced, por una vez y solo una vez que duele el amar como revive el odiar
y que la soledad de los olvidados en una sociedad superficial es un hecho derecho!

¡Y abracemos con especial deseo las emociones y derrotemos las mentiras
quememos la sociedad de los escepticismos y de la frivolidad!
¡Que sea la pasión y la manía un arte de actuar!

Poema extraído de noches irascibles
Estilo: Futurismo
Soñador.

futurismo

Paraleleidoscopio

Mira cuchara cuchillo
en animo torcido
de un risueño de palo
más cabizbajo que dormido
se sentó de cuclillas en la mesa
esa aquella sin respeto
de una familia destruida
sin animo ni desespero
cayo el pan remecido
del temblor de cristal
de la arruda y el pincel
que pintaron con los labios
un mural de palabras
que no alcanzaban ni para estrofa
de un risueño canario
que olvido donde vivía.
Maldita cuchara palillo
de sushi de palta y comino
que ni fue comido
en un Starbucks de selfies sin sentidos
mientras el guardia miraba
la rayuela girando en vano
mientras el ladrón asaltaba
lo que conviene vendiera en el Bio Bio
que hubiese pensado el destino
de aquel jarabe de palo
entre pataletas porfías
de una niña sin su vestido
pues que el padre
obrero de carruaje
cansado y triste de llorar a su hija
le compro una forma de ver la vida
mientras el hermano chico miraba
como su hermana pataleaba
entre tubos de colores
que le mostraron como era el mundo.

Poema extraído de noches dispersas.
Estilo: Dadaismo
Soñador.

SONY DSC

Un hombre perdido.

Vi perder la luna
en el ocaso de los olvidos
mientras recordaba porque y cuando no se fue.
No me podía regodear
de la miseria que alguna vez tuve
ni del perdón que me diste
ni de aquel que nunca me respiró.
Vi perder la luna
y llorar a los dioses
de un amor caído que nunca se esfumo.
Vi parar el tiempo a las lagrimas caídas
al desecho y maltrecho
corazón de papel y arrugado
sobre un odio ilusionado
y una pena aferrada
como grito de un niño
que perdido en el centro de una plaza
buscaba a quien fuera quien fue.
Vi doblar la cuchara
a quien no comía con el destino
de quien fue alguna vez el suyo
y lo perdió en el camino.
Vi final en el olvido
de quien perdió la luna
por buscar en el amor
una estrella que dejo de existir.
Y por buscar en el destino
lo que alguna vez tuvo
dejo de lado el vivir
por darle vida a un respiro
de quien fue su musa y dulce criatura
que no pudo dejar de existir.
Fue finalmente el pasado,
el presente más no el futuro
pues dejo su anhelo
en donde quiera que muriese el destino
mientras caminaba por la noche
de una luna ya perdida
y de un abrazo de quien nunca estuvo.

Poema extraído de noches olvidadas.
Estilo: Corriente de la Conciencia, expresionismo.
Soñador, creo.

Hombre-camina