Rosas Moribundas

“Camina en el pasillo de lo inmutable, entierra llorando los pétalos antiguos y cobija en el alma la belleza moribunda, lo que yace bajo la siembra”

Atrae a la distante muerte un frasco de vino
todo lo que fuimos se hace lejano
como un pasillo la inocencia del niño quebrajado
y escribe poesías en la lagrima perdida
de mis inviernos funerales y las estatuas carmesí
de las pesadillas y los recuerdos difusos
mientras caminamos descalzos los gritos de la discordia
desnúdate el alma y déjame violarla
como besos enmudecidos en las noches mas solas
masturba la belleza de los ocasos
mientras no recuerdo quien soy
me pierdo solo en las guerras mundiales
y las rosas tapan gritos de carros fúnebres
solo tomé tu mano y quede con ella en vez de tus pasos
caminaba solo en mis pasos cansados
y las luces parecían un hermoso espectáculo
caía mi piel como perplejo los amados súbitos
y mi cara sonreía mientras la muerte me buscaba
toque su dedo como me abrazó despierto
y me hundí en la tierra como naciera de ella
fuimos arena en las playas de sangre
mientras perdía mi humanidad en ese pasillo de rosas
oré por mi alma perdida en ese destino inquebrantable
y pedí por descansar en paz.
quiero dormir en los pasados y murmullos
mientras escuche mi voz pedir a la muerte llevarme
rogándole al destino abismos de piedad.

Fuimos arena en las playas de sangre
mientras perdí mi humanidad en ese pasillo de rosas.

Fragmento extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Soñador.

explosion_nuclear

Anuncios

Ceguera Rapsodia

“Ven y trae un recuerdo oscuro, uno lúgubre y poético, una pesadilla y un sueño, un anhelo y tu falsedad, un te doy y tu me das, un yo creo que fue y te fuiste, un abrazo cubierto de flores y un cuchillo apuntando al inconsciente”.

Tirad los abrazos como mentiras creíbles
escupir la verborrea venenosa de promesas rotas
atrévete a mentirte en una sonata de pistolas
de una pesadilla sin destino
trae tu pomposa y distante alegría
y guárdala en una caja musical
que suenen tus mentiras y las promesas rotas
que caiga la caja en una silla de cristal
que se rompa en los tumultos vacíos
y que se reviente la discordia
de recuerdos disonantes
tomemos los disparates de una bala en la sien
y dispersa mis multitudes en tu letardada belleza
escoge esa sonrisa falsa y esa felicidad sin alma
trae ese trasero a esta humilde silla
y cuéntame que se siente dejar ciego el amor
mira a tu alrededor como vuelven tus bazofias
y se personifican en corruptos y anillos vendidos
tráeme un tabaco
tu la de hermosos senos
y enciende mi cigarro con el hálito de tus mentiras
criatura de esbelta figura
date una vuelta desnuda por mi ceguera rimbombante
y siéntate en el filo de palabras bonitas
desaparezco de tu vida como si mi alma muriera
pero… ¿de que sirve tanto tiempo perdido?
bebe en este cristal roto
los deseos que tuve de la vida
te sigo escribiendo aun si ya no estas
mientras buscas tapar el sol con un dedo
no veras palabras más bellas de quien grita por amor
y fue traicionado por la inclemencia del yo
no veras felicidad en este cuerpo
desechado por los pies caminando sobre mi vida
aun tengo lo que guardo de ti
esperando vengas por ellos
y me expliques porque te fuiste
sin siquiera despedirte de mi alma perdida
ahora busco entre los basureros
quien me devuelva la sonrisa
sigo llorando sobre algo que no volverá
y que me espera en un futuro aun más doloroso
los hijos que vendrán serán sobre mis lagrimas derramadas
de quien murió esperando una vida
y sigo buscando entre los basureros
quien me devuelva la alegría
que perdí en el ocaso de mis cristales

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Poesía Maldita
Soñador.

d37