Carta muerta

“Caminé bajo la luna en una playa recordándola
y que la esperé bajo la arena, queriendo no me olvidara
ahora va sobre los pies de otro
que no la quiso, ni en las memorias de mis escritos.”

Debajo de fúnebres maderas
cristales y lagrimas
de mi madre enferma
por la tristeza que le aquejará
de las penurias que mi alma viva
entierra en una bella angustia
que diga que no la recordaba
y que mi vida nunca di a sus besos
que los velorios en carrozas podridas
navegaban en los mares de sus sueños
que me olvidé de mi felicidad
por estar con ella.
Dile a la madre tierra
que de amores yo se mejor que ella
y de las raíces
brotaban mis gritos ahogados
dile a la virgen que me comprenda
que los pies que alguna vez quise
hoy caminan al corazón de otro
deja que camine hacia el abismo
que regalo mi vida a quien yo amo
por quien no me quiso y me dejo en el pasado
deja que la recuerde solo un instante
cuando cierre los ojos
las pupilas de mi espíritu descanso.
Que diga que no la recordaba
y que mi vida nunca di a sus besos
cuando de mis llagas brotaban
dolores y tristezas
dile a mi padre que viejo bien aprendido
que la vida no es como me la dijo
y que de amores siempre envidie su gallardía
en aquella arena de recuerdos en el tiempo
dile a quien me olvida
que los amores entierran muertos
y que de la vida espere verlo
que no me escriba ni me recuerde
que me he perdido en el camino
que ya no espero nada de ella
aunque le rogué que volviera
camina en los pies de otro
que no la quiso ni la quiere
ni en los versos de mis escritos
que la inmortalice bajo las estrellas del mar.
Las amapolas crecen bajo la luna
y aunque siempre la quise
cargo a mi niño muerto en el pecho
dile que la esperaré con él
cuando me recuerde en el mar.

Carta olvidada en los escritos.
Estilo: Poesía maldita.
Moribundo.

playa

Anuncios