Y no podrás con la prosa

Nunca te enamores de un poeta
que hace versos de tus lagrimas caídas
nunca te enamores de uno
que te perpetuará en cada rincón.

No te ciegues con uno, no
que sus amores son entregados como la rosa
y los suspiros al aire
como corriendo a la distancia.

No le digas te amo a un poeta
si no sabrás corresponder sus heridas
la inocencia es una, un tanto salvaje e incontrolable
un delirio maldito de cuanto se puede amar.

No le implores ser su musa, no
si con las estrellas te marcharas
abandonaras los sueños bendecidos
y con la dicha mataras las palabras alguna vez vivas.

No te enamores de un poeta
si no soportas un te amo en cada linea
si el pasado pesa como el caballo acongojado
que basta con su nostalgia como el martirio cada día.

No trates de mentirle, no
en estos tiempos del marfil ensangrentado
donde el amor es un mito de los cuentos de antaño
y cualquiera ama como cualquiera engaña.

No te le acerques, no
si no soportas el peso de vivir en libros polvorientos
de algún enamorado que guste de amar y quiera enamorar
que caminaras dormida en los letargos de la historia.

No te arriesgues en amar a un poeta
si no podrás soportar la entrega
en tiempos del cinismo y falsas muecas
que dará su vida y también su tristeza.

No te enamores de un poeta
si no sabes como amar y como entregar
que un poeta muere en el silencio
de encontrar a quien dar y quien lo quiera amar.

No te enamores de un poeta…

Poema corto extraído de la hoja libre.
Estilo: Romanticismo.
Soñador.

90d15cadff32ec9cda6500eb59233bae

Anuncios