Silencio

“Y los versos, silenciosos como un niño, que tan ajeno son tus versos, que no me inmuto y que me pierdo, el silencio me come y ya no escribo, ya no veo, ya no te recuerdo.”

Abrí la mirada
tan tiernamente dura
en tu camino de cuchillas
marcándome las llagas.

Quisiera entonces, yo
socorrerme ante la desgracia
de no tenerme en ti
pisadas mientras tanto
cobijo la sangre
que mancha mis anhelos.

Soltura un tanto enferma
que me rompo cual vaso de vidrio
y no tengo en mi esperanza
la calidez de un beso
el tuyo, tan prostituido
tan ajeno, tan efímero.

Pudiera entonces el agua dormir
mil lagrimas en el lecho de la muerte
vieja amiga, cálidos instantes
tómame la mano que me pierdo en los recuerdos
que la noche nace encinta en mis dolores
que fecundo el aire que te llevaste
que ya lo aborto y duele como un ángel.

Poema extraído de la hoja libre
Oda a Karoline von Günderrode

Estilo: Romanticismo.
Moribundo.

darkalonelonelinesssadbirdsclouds-1511784314192-5313

Anuncios

Melancolía

Te dejo un verso marcando pinceles
dibujando sonrisas en el quinto de mi agonía 
un par de números inciertos
y de la nada, mi perdida sonrojada.
Quisiera la muerte contarme una historia larga
pero escondí las hojillas en tu cama y ya no vuelvo
me ronda desesperado la fatalidad y tus recuerdos
y ella de negro, buscando en tus lagrimas mis razones
“Camina descalzo” le dije, despertaría tu sueño ligero
y me tumbaría la calma a quien busques y volverás.

No vuelvas que me quiebro
y me tumban las esquirlas de tus pensamientos
antiguo es el otoño melancólico
en donde envejezco en tu memoria
me voy volviendo historia
en tus hojas mentirosas y polvorientas
que mis lagrimas se las lleva el viento
y tus palabras se las traga la tierra
que soy un verso cayendo a las ortigas
y tu un discurso vestido de prosa
que me calan tus acciones
que me matan y ya no muero
que ya no existo
y soy del inconsciente colectivo
porque escribo lagrimas
de los pinceles y mis llantos.

En la vida, la vuelta siempre dolorosa
del aprender a olvidarte
de no querer recordarte ni en palabras
ni en los granos de arena
ni en las nubes de los cielos
locura en mi entender
que me quiero desaparecer
en largos escritos un poco conscientes
que ya nos pesan los suspiros
que solo quiero dormir
una noche larga y titubeante
esperando vuelvas, por mi.

Poema extraído de la noche solitaria
Estilo: Poesía Maldita
Moribundo.

5

 

Delirio

Silencio
una lejanía sobre los vuelos
un paso falso
y cuadrados rompiéndose sobre mis besos
que ya no doy, que ya no vuelvo.

Ecos
gemidos desgraciados
camas en lirios enfermos
y una mancha en tu silencio
como un verso inolvidable
y ya no estas.

Destierro
mañanas descalzas
en pisos de vidrio
cortante como tus palabras
tu indiferencia mutilaba mis sonrisas
y un silencio palpitaba los ecos
yo ya no existía.

Desierto
que más no tengo
me quemaba los desvelos
y tu tan lejos
diciendo que me extrañas
que mentira
tu aliento desterraba mis silencios
murmullos del eco enfermo
y ya me iba.

Silencio
nada queda, pues todo olvida
que me sangra la vida y tu me olvidas
que camino viejo mundo mis pesadillas
que ya no tengo, me bebo la vida
y tu caminante,
yo me pierdo
tratando de olvidarte
simplemente, dejar de amarte
y ya estoy contigo
en silencio.

Poema extraído de las madrugadas solitarias
Estilo: Minimalismo
Moribundo.

Exif_JPEG_PICTURE

Amnesia acongojada

Tumultos, mi crisálida perdida
extraviada en los rincones de mi memoria
de blanco y triste
azufrosa mentira distante
que me piden lo que no tengo
pero encuentro un sentido
a lo que siempre fue distante
un respiro, un motivo
un simple motivo de porque respiro
pero se me fue
el ultimo suspiro
cabizbajo los tumultos dichosos
y las rocas caminantes
pateadas entre tanta gente
como mis desgracias
hoy perdidas entre tanto mundo
cristalizadas como un capullo
casi a romperse como un alter ego
algo enfermo pero bien maltrecho
y aquellas ramas, quebrajadas
como un cuadro de ajedrez
como un beso de vidrio
en tus labios de hierro oxidado
de tantos niños que has destruido
hoy la vasija de greda
mañana, la discordia hecha en piedra
y mis recuerdos
bien perdidos
y tus ojos
ya no los encuentro.

Poema extraído de las noches solitarias
Estilo: Surrealismo
Moribundo. 

georgechristakis9