Extrañas luces

A lo lejos viene un muerto
a saludar y raptar mi consciencia invisible
escriba en su mano
en un lazarillo de muerte sobre su pluma.

A lo lejos me veo en muerte
y lo recalco como grito de auxilio
a lo lejos, desaparezco entre opacidades
entre las nubes que parecen mis suspiros.

He nublado al cielo enfermo
ha enfermado de ver a la noche lastimada
ha llorado como si necesitara del cielo
como si supiera que cae entre lagrimas de luto.

Y el crepúsculo ha pintado de tinta al cielo
ya nada nos hace héroes en tiempos de lo endeble
y el escriba acompañado de la muerte
ha pasado por encima de mi cuerpo tibio

ya nada tenia en mis hojas muertas
ya nada quedaba para teñir de luces tenues
al niño de mis pesadillas.

Y es que ha sido engañado
con las piedras que forman cielos
acantilados de tumbas
y mis pies caminan sobre las flores grises.

El extraño ha sido persuadido
de pintar los versos con sonrisas
nada de muecas permanentes
había desaparecido su mentira.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Soñador.

1

Anuncios