Extrañas luces

A lo lejos viene un muerto
a saludar y raptar mi consciencia invisible
escriba en su mano
en un lazarillo de muerte sobre su pluma.

A lo lejos me veo en muerte
y lo recalco como grito de auxilio
a lo lejos, desaparezco entre opacidades
entre las nubes que parecen mis suspiros.

He nublado al cielo enfermo
ha enfermado de ver a la noche lastimada
ha llorado como si necesitara del cielo
como si supiera que cae entre lagrimas de luto.

Y el crepúsculo ha pintado de tinta al cielo
ya nada nos hace héroes en tiempos de lo endeble
y el escriba acompañado de la muerte
ha pasado por encima de mi cuerpo tibio

ya nada tenia en mis hojas muertas
ya nada quedaba para teñir de luces tenues
al niño de mis pesadillas.

Y es que ha sido engañado
con las piedras que forman cielos
acantilados de tumbas
y mis pies caminan sobre las flores grises.

El extraño ha sido persuadido
de pintar los versos con sonrisas
nada de muecas permanentes
había desaparecido su mentira.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Soñador.

1

Anuncios

El desaparecido

El susurro le ha suspirado
en el rostro malherido
como una rosa que pierde
los pétalos muertos.

Dice que era suyo
el destino escrito en tinta
pero ha desaparecido
convertido en sombras delirantes.

Quizás era suya la palabra
vestida de recuerdos marchitos
era suyo el velo
vestido de tantas hojas vacías

Era suyo el verso
era lo único suyo
cuando ha sido despojado
de su muerte en vida.

Solo queda el quejido
enfermo de bailes sin bailar
y la amortajada inocencia
de recuerdos que han asistido
a su muerte, recordándolo.

Solo queda el velorio
mariposas volando sobre sus alas
yace envuelta en cristales de medialuna
y la memoria que lo vio volar
con alas pintadas en su cuaderno
era lo único suyo.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Soñador.

butterfly-2042895_960_720

¿Qué tienen de bellas las estrellas?

Escribes en un espacio de tiempo inconcluso
sobre paginas manchadas de tinta recluida
– ¿Recluida de qué? – Me dijo en sus espacios convergiendo
Recluida en la memoria de lo que nunca se fue
estaba recluida en los minúsculos espacios de mil memorias
que iban siendo extraídas del útero, que fue mi mente fragmentada
– Pero no pudieron sacarte. – Eso era lo cierto.
Lo cierto era profundo, profundo los versos que nunca fueron asesinados
apuntando muchas veces la discordia al cielo
¿Qué tenia el cielo, que no tuvo la tierra?
Que contigo podía volar tan alto, que no tuve miedo de caer
y que me había hecho costumbre, la insalvable sensación de sobrevivir
sobrevivir al tiempo, sobrevivir al recuerdo enmarañado
y que en cuanto sobreviva, nada era lo suficientemente claro para quitar mis temores, los temores de ser humano en tiempos de lo insaciable
de la escondida inmortalidad de ser yo o de ser tú
de creer en cientos de cosas que hoy bañan a lo absurdo.

Pero… ¿Y que era lo realmente absurdo?
sufrir por la algarabía contemporánea y tener que fingir
fingir una y mil veces no saber amar.
Pero, aprendí a quererte y a equivocarme
aprendí que los susurros no siempre son dichosos
y que los gritos no siempre son exclamados.
Siéntate querida, respira la dicha
porque hoy, estas siendo exclamada con fortuna
te escriben en el firmamento como hojas de nostalgia
y ya la luna no llora, ha sido desposado por el sol aguerrido
que dio tiempo al verso y pluma a la bruma espesa,
crepúsculos fugaces me han visto recordarte
y como te he dicho, presiento la calma de los mares furiosos
porque nada de lo eterno incluye al dolor
y me ilusiono contigo, como manillas del reloj
ansiosos de cubrir tu manto somnoliento
estas durmiendo, mientras yo te recuerdo.

Cuan feliz pareciera el hombre enamorado
pues en las estrellas encuentra el consuelo
de los amores lejanos
espejos empañados de lagrimas y sueños
de alguna vez mirar el cielo
y junto al desvelo, tomar por siempre su mano.

Prosa extraída de las noches tranquilas
Estilo: Surrealismo
Soñador.

ocean__sky__stars__and_you_by_muddymelly-d4bg1ub

Poema IV

La noche astillada
trae consigo los destellos
de algo que alguna vez fue

no procuro darle un sentido invisible
a la hoja que se quiebra por el viento

de la misma manera
      que no
procuro darle sentido a la vida
          que no tiene sentido
     vivirla.

La pena ha quebrado la hoja
la hoja ya débil, acaba de ser mutilada.
Descansa cuando llegues a la tierra
por el viento que te lleva.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Moribundo.

hoja-seca-y-mojada-de-platanero-sobre-suelo-de-cemento-con-luz-matinal

El salto

No le llores al espíritu enfermo
que aún rotas, tienes alas para escapar
no te han sido usurpadas
por aquellos ladrones de alegría
ni la vida misma te ha desnudado en vergüenza.

Entonces mi cuerpo
que no es de viajes en trenes del recuerdo
respira agitado buscando una salida indolora
pues porque soy de vuelos
y aún tengo alas para volar.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Moribundo.

6VvuHGsoU2QD1RnhoSMtwfTHvmX95edas2gQ2De9CUUFtHN3dTMBnvLG9WbRWm5w9QDWWaDSTnYQubnAPMxjUcQodyjDjzZtNWV6iFCA456y8GckNWPZKU2zJDrLqL.jpg

Suelos mojados

Llantos sobre el delirio indómito
¿Qué te quita el sueño y la ausencia?
era el infinito deseo de ser amado
sin deshacerme en gritos infantiles

Era el llanto sobre la lluvia
o la lluvia era el llanto.

Poema extraído de la hoja libre
Estilo: Surrealismo
Moribundo.

c0426cae9fa08b78b8442ed4dc373b43