Paredes del recuerdo

Son semanas de intranquilidad mental

pareciese un juego de torturas y maquinas sadomasoquistas

que buscan entrar en la mente y hacerla rodar entre descargas eléctricas.

En realidad son solo pensamientos, en realidad son recuerdos y maquinaria

que no tolera la indiscreción humana, el pasado oscuro y tenebroso del amar humano

Suelen atarte a una copa de vino, algo mas fuerte.. como una gota de cerveza

que no sueles tomar porque temes beber, porque la subjetividad añora malos pensamientos

te hace hacer y deshacer entre acciones que nunca hiciste porque el pensar te vuelve…un mal tipo…

Tráeme esa copa! – Decía – Tráemela pues no beberás conmigo de la misma copa!

y dejaras atrás momentos que yo también pensaba vivir contigo…inconsecuencias de la vida misma, planteamiento tras otro que sin duda me deja sin habla…

Que lo que digas sea mejor que el silencio mismo… o mejor calla y no pases por ignorante

frente aquella copa de vino… frente a tu mente y a tus deseos…

Recordaba entonces mi otro yo y era perseguido por herejía por lo sublime del deseo

de ese deseo tan fornicante… tan oculto… que partía en dos no solo el libido si no, algo mas… 

Nunca he recordado escribir por que me lean… es sin duda solo parte del recuerdo… de nuestro pasado… y de nuestro presente…

Fragmento personal extraído de pagina “Concilio Gótico”

Estilo: Terror Psicológico

Soñador.

Imagen

Anuncios